Casino online vs casino físico

Si bien años atrás los casinos físicos no tenían rival alguno en el mundo del sector de los juegos de azar, la aparición de los casinos online ha hecho que el tradicional método de juego haya quedado relegado a un segundo plano. No cabe duda que en el año 2018, la tendencia mundial se inclina a favor de participar en juegos de casino online.

Hemos querido resaltar algunos de los principales aspectos por lo que esto ha cambiado y, por lo que pensamos, que esta brecha se irá abriendo cada vez más en favor de los casinos virtuales, forzando a los casinos físicos a caer en el olvido tarde o temprano.

Conveniencia de jugar en un casino online

A pesar de que existen excelentes casinos físicos repartidos por toda España, no todos ellos se ubican dentro de las ciudades o cerca de ellas. Si vives en una ciudad más pequeña o en un pueblo, no tendrá fácil acceso a visitar este tipo de salones de juego físicos.

Sin embargo, para jugar a un casino online no necesitas coger el autobús, el coche o desplazarte de ninguna otra forma, pues basta con tener un ordenador, teléfono móvil o tableta con conexión a internet para estar jugando casi al instante.

La tecnología ha avanzado a pasos agigantados, permitiendo al ser humano explotar sus virtudes hasta límites casi inimaginables. Y esta innovación se ha puesto al servicio de los juegos de azar, permitiendo que cada vez se ajusten más a las necesidades de los usuarios, tal y como ocurre con los casinos online.

Además, la flexibilidad en los horarios (los casinos online permaneces activos las 24 horas del día) chocan directamente con el límite de horas que permanece abierto un casino físico, que es mucho menor. Poder jugar en cualquier momento del día es una ventaja que no tienen los salones de juego.

Antes era imposible jugar online, luego era necesario hacerlo a través de un ordenador y ahora es posible apostar simplemente teniendo un Smartphone. Además, también es posible jugar a casinos en vivo por internet, la última novedad de este sector. ¿Qué será lo próximo? Aún no lo sabemos, pero estamos seguro que nos sorprenderá.

Tendencia hacia los casinos online

Desde que los casinos online comenzaran a operar hace ya más de 10 años, esta modalidad de juego por internet ha ido popularizándose y extendiéndose de forma extraordinaria por todo el mundo. Tanto es así que si bien antes eran pocos los países donde se podía jugar, ahora estas páginas llegan a casi cualquier rincón del planeta.

La accesibilidad a teléfonos móviles y tabletas que existe en la actualidad, permite que cualquier usuario que desee jugar online a las tragaperras, el blackjack, el póker o la ruleta, pueda hacerlo de forma rápida y sencilla.

Además, de acuerdo con diversos estudios se prevé que la expansión de la telefonía móvil se incremente de manera sensible antes de 2020, lo que abrirá el acceso a una cantidad mucho mayor de potenciales jugadores al mundo de los casinos online.

Las ofertas de los casinos online

Juegos casino online

Los casinos online han superado en importancia a los casinos físicos.

La inmensa mayoría de casinos online, como por ejemplo el casino 888, tienen ofertas para jugadores contra las que los casinos físicos simplemente no pueden competir. Existen salones de juego que ofrecen excelentes bonos de bienvenida, pero nada en comparación con lo que se puede obtener jugando en línea.

Y no solo es eso, sino que resulta mucho más sencillo conseguir este tipo de bonos a través de internet que hacerlo en un casino físico. En la modalidad online, podrás disfrutar de los bonos de bienvenida poco después de finalizar con tu registro en la página de casino que te interese, algo que sería imposible en un casino físico. Además, cumplir los requisitos para calificar para este tipo de promociones resulta bastante sencillo.

La publicidad de los casinos online

¿Cuántas veces has visto anuncios de TV relacionados con casinos online o páginas de apuestas deportivas por internet? Estamos seguros que muchas más veces que los que mencionan casinos físicos. Esto es un hecho comprobable.

Esta plataforma de publicidad sirve como motivación para que nuevos usuarios se registren en los casinos online casi al momento, dado que resulta tan fácil y rápido. Además, en muchas ocasiones se muestras magníficas promociones, lo que hace mucho más interesantes contemplar la opción de registrarse en una de estas páginas de casino online.

La regulación de los casinos online

Si bien durante los primeros años en los que comenzaron a operar los casinos online el control de los mismos era reducido, en la actualidad es muy difícil encontrar una página de este tipo que no haya sido regulada y certificada por entidades de renombre del sector de los juegos de azar.

Esto ha servido para crear sitios seguros y honestos para los jugadores, que priorizan un contexto de tranquilidad máximo en el que poder utilizar sus datos personales y bancarios sin que haya sorpresas desagradables. Y es lo que sucede hoy en día.

Ya sea a través de una autoridad internacional de prestigio, como las que se ubican en el Reino Unido, Malta o Gibraltar; o entidades nacionales, como es el caso de la DGOJ en España, cualquier página de casino online que se precie debe haber sido regulada y testada previamente.

Los juegos en los casinos online

¿Te has preguntado alguna vez a cuántos juegos podemos jugar en un casino físico? Si bien la cifra puede ser elevada, no será nada comparado con el número de juegos que podemos encontrar en cualquier casino de la red. Obviamente se trata de un problema de espacio, por lo que cuanto más pequeño sea un casino físico, con menos juegos contará, un inconveniente que no poseen los casinos online.

Por último, debemos destacar que el usuario de casinos online puede jugar a miles de diferentes tragaperras, cada una de ella con su temática particular, líneas de pago, carretes, etc. También es posible escoger distintas variantes de la ruleta, pudiendo cambiar de una a otra cuando crea necesario. Por no olvidar que puede estar jugando una partida a Texas Hold´Em y un minuto más tarde jugando a otra modalidad diferente.