El póker, una ayuda en tu vida cotidiana

El póker, una ayuda en tu vida cotidiana

El póker es uno de los juegos más usados en el mundo del casino y con el paso de los años está creciendo incluso más. Se está haciendo mucho hincapié en las oportunidades financieras disponibles para los jugadores, y mucho tiene que ver que al hacerte profesional tu eres el propio jefe y decide cuánto apostar y cuándo hay que hacerlo. Hay que recordar que ser un profesional de póker requiere mucho tiempo, esfuerzo y dedicación única que la mayoría de nosotros no queremos poner en nuestros pasatiempos.

Esto no significa que el simple arte de jugar unas pocas manos de póker no va a tener transformaciones en tu vida cotidiana, ya que el póker puede hacerte más rápido para contar tus cambios, hasta el punto que también te entrena a la hora de tomar decisiones complejas. Por ello, podemos asegurar que el jugar a este maravilloso juego (tanto en vida real, como en en línea) puede tener un efecto en tu vida diaria.

La sencillez del póker

Mientras que muchos jugadores insisten en el hecho de que no hacen mucho cálculo real a la hora de jugar en la mesa o en tu ordenador, podemos asegurar que tienes tu cabeza continuamente ocupada, centrándote única y exclusivamente en los posibles movimientos que vas a realizar durante la mano.

Solamente con hacer un seguimiento del juego, requiere que calcules que cantidad de dinero vas a apostar. Además, el simple hecho de contar tus fichas en el all-in te hace ejercitar la cabeza y realizar continuamente sumas. Una vez que superes las simples sumas, la mayoría de las decisiones requerirán un par de pequeños cálculos de probabilidades.

póker online

El póker te sirve para ejercitar la mente y tomar decisiones en situaciones comprometidas.

Estos cálculos puedes basarse en observar la cantidad de dinero que hay en el bote, estimar la cantidad de fichas que tienen tus oponentes y luego calcular una apuesta adecuada sin sobrepasarte o quedarte corto. El simple hecho de apostar la mitad del bote te requerirá hacer una división, algo que si no juegas habitualmente al póker no lo ejercitarías de manera continua.

Parece mentira, pero estas habilidades matemáticas son útiles todo el tiempo, como por ejemplo a la hora de calcular cuánto debe un amigo tuyo en una cena, o de verificar que no hayas recibido mal el cambio cuando estés comprando cualquier producto.

La incertidumbre del poker

Manejar las probabilidades de la forma en la que lo haces en el póker es una buena práctica para la vida en general. Muy pocas decisiones no pueden ser desglosadas en un cálculo aproximado del valor esperado, y una de las partes más importantes para convertirse en un adulto es aprender a entender que casi nada es blanco o negro.

Este tipo de pensamiento es parte integrante de un juego en el que no juegas contra una sola mano, sino contra un campo de probabilidad de manos diferentes. Póker te puede a ayudar a identificar y vivir con este abanico de posibilidades que te pueden pasar cuando estés en plena mano.

Leer las manos en el póker

Además de no sentirte cómodo con la sensación de duda, el póker también te ofrece herramientas para reducir las dudas y medirlas. Esto quiere decir que comprender la motivaciones e ilusiones que pueden dar a lugar a que un jugador malo farolee demasiado también te da la oportunidad de estudiar y analizar a todos tus adversarios.

Este tipo de pensamiento escéptico es lo que en filosofía se conocer como epistemología, el estudio de cómo sabemos que algo es verdadero. En el póker, se llama lectura de manos, pero los principios son idénticos. Esto te puede pasar mucho a hora de estar jugando y también te puede pasar en tu vida cotidiana.

La anticipación en el póker

El pensamiento orientado a los resultados a menudo se promociona como algo bueno en los círculos empresariales, pero de hecho, es una manera terrible de decidir qué hacer en un mundo parcialmente predecible. El Póker te ofrece herramientas para comprender la incertidumbre de lo que pasa a tu alrededor y también te permite calcular el movimiento correcto en este mundo incierto, el que mejor funcionará a largo plazo, o el que reducirá tu diferencia, todo depende de lo que sea apropiado.

Controla tu bankroll

Tal vez la herramienta más importante que el póker te puede ofrecer, tiene que ver con la administración de tu riesgo. Simplemente el elegir la decisión más rentable puede que no sea la mejor decisión. Te sirve para aprender a administrar o gestionar tus fondos para que cuando atravieses una  mala racha no acabes sin fichas. Esto  es lo que distingue a los profesionales con los jugadores amateurs. Es importante saber que siempre vas a tener rachas malas pero más temprano que tarde se acabará, y es clave no haber perdido todas tus fichas para poder remontar el vuelo.